Cierra los ojos, respira, conecta con tu interior, conecta con tu bebé, date ese espacio de calma, de paz, de silencio y deja fuera ese ritmo frenético y lleno de ruido.

Tu bebé reconoce los sonidos que escucha, el corazón de su mamá. No reconoce lo que le dicen las palabras, pero sí la melodía de la frase: altura, intensidad, timbre, duración de los sonidos emitidos y el contenido emocional más profundo. Siente también si su madre está relajada y disfrutando, ya que nuestro cuerpo genera endorfinas.

Tu bebé siente tu estado de ánimo, tu bebé escucha tu voz y siente la vibración del sonido, tu bebé desea tu atención antes de nacer.

Para asistir a los talleres…

…no hace falta saber cantar, sino querer cantar a uno mismo y al bebé, al que le nutre emocionalmente el sonido tanto de la voz de su madre como la de su padre, y disfrutar de los beneficios del canto en el embarazo.

Son también bienvenidas aquellas mujeres y parejas que se estén preparando para una mater/paternidad consciente.

¿Cómo es un encuentro?

El taller propone una toma de confianza gradual con la voz y sus cualidades expresivas y comunicativas. En la comunicación con nuestro bebé, podemos imaginar nuestra voz como el “cordón umbilical sonoro”.

Combinamos el aprendizaje de canciones y nanas tradicionales de diferentes culturas junto con vocalizaciones y ejercicios corporales conscientes, dinámicas de grupo, experiencias sensoriales, vocalizaciones, ejercicios de respiración, actividades de escucha, balanceos y creación de canciones.

El taller se desarrolla en un espacio seguro de calor y contención que permite compartir emociones, dudas, alegrías y música.