Crecemos con la música y queremos que la compartáis y disfrutéis juntos con vuestros hijos y con nosotras, que no os perdáis sus avances, sus creaciones y seáis partícipes de lo que hacemos cuando no estáis…

Nos gusta que los papás y mamás entréis a visitarnos al taller cada mes, que conozcáis lo que cantamos, aprendemos y evolucionamos, que traigáis música de casa, esa con la que bailáis o ponéis a tope en el coche cuando vais de viaje, y que la sesión de música compartida, sea una prolongación del gusto y la alegría de hacer música también en casa, dejando fuera la vergüenza y tomando como bandera el disfrutar ese espacio en familia.