La armoniosa mezcla de músicas variadas, la voz como expresión primaria, nuestros cuerpos fluyendo al son de ritmos lejanos, son ingredientes que permiten conectarte con tu bebé recién nacido en un espacio donde todo surge del silencio, de la contención y del respeto, para disfrutar y comunicarnos a través de la música siendo conscientes de ese momento presente tan único…

 

Una suave pluma, una concha, un cascabel…son elementos mediadores en ese diálogo artístico tan personal e íntimo entre vosotros. Permíteme crear un ambiente donde tu bebé disfrute tu felicidad, tu paz, tus brazos meciéndole y tu voz, el sonido más importante y confortable desde que está dentro de ti. Tal y como suena, suena maravilloso, y entre todos, crearemos la más bonita tribu sonora.